TELECOM APORTÓ MÁS DE 6500 ÁRBOLES NATIVOS COMO PARTE DE SU GESTIÓN AMBIENTAL

RSE 03 ene 2023
TELECOM APORTÓ MÁS DE 6500 ÁRBOLES NATIVOS COMO PARTE DE SU GESTIÓN AMBIENTAL

Telecom aportó más de 6500 árboles nativos para apuntalar el ecosistema ambiental en zonas de la provincia de Córdoba que se vieron afectadas por los incendios y un fenómeno de prolongada sequía, que hicieron estragos en gran parte del territorio provincial.

La plantación se realizó en espacios seleccionados en articulación con los gobiernos provincial y municipales. Se trata del vertedero de residuos Piedras Blancas en la Ruta 36 (autopista que une la Ciudad de Córdoba con la ciudad de Río Cuarto); y el acceso al municipio de Balnearia, sobre la Ruta 17. En ambas locaciones participaron autoridades locales y ciudadanos voluntarios.

Telecom se alió a BAUM, fábrica de árboles, para concretar esta iniciativa.

Adicionalmente, y para completar el círculo virtuoso, la compañía, mediante su programa de voluntariado Conectamundos, invitó a sus colaboradores a poner su granito de arena y colaborar de esta iniciativa tanto en la provincia de Córdoba (Estación Terrena Bosque Alegre) como en San Miguel, provincia de Buenos Aires. En esta última se trabajó junto con la Asociación Civil Un Árbol, para reforestar un antiguo chatarrero judicial, que hoy se ha transformado en una reserva natural, símbolo de resiliencia y recuperación de la naturaleza.

Forestación: más que plantar un árbol

Telecom tiene el compromiso de alinear su negocio con el plan de acción climático global y desarrollar iniciativas que contribuyan a reducir la huella de carbono de las operaciones como, por ejemplo, acciones de eficiencia energética, diseño de soluciones tecnológicas (IoT), modernización de la infraestructura, optimización de procesos, apagado de equipos y cloudificación, entre otros. Además de estas acciones de mitigación, promueve alternativas de compensación de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) que genera la operación. En este contexto, diseñó esta actividad de forestación que contribuye a dicho objetivo y permite seguir avanzando en su compromiso con la sustentabilidad.

En palabras de Pedro Lopez Matheu, director de Comunicaciones Externas, Sustentabilidad y Medios de Telecom, “para empresas del ecosistema digital, una gestión sustentable del negocio ya no es solamente una elección. Lo vivimos como un compromiso ineludible. Incorporar objetivos sustentables en la estrategia de negocio nos potencia como compañía y nos convierte en una empresa con propósito, comprometida con el bienestar social y ambiental”.

Tomar decisiones de negocio basadas en principios ambientales y sociales implica una transformación profunda de la cultura y funcionamiento de las compañías. Pero los resultados de ponerse los lentes de la sustentabilidad lo valen: los negocios sustentables son negocios con menor riesgo, mejor reputación y, lo que no es poco, negocios con propósito. Hay un marco global cada vez más propicio para hacer crecer estas iniciativas y Telecom está avanzando en el cumplimiento de los objetivos de la agenda global de la sustentabilidad.

Los ejes de la gestión ambiental de Telecom

La compañía viene trabajando fuertemente para reducir la huella de carbono, el consumo energético y monitorear el impacto de sus operaciones en el cambio climático.

Huella de carbono: realiza el cálculo de emisiones de gases de efecto invernadero para medir su huella de carbono, en sus distintas modalidades (aquellas generadas por el consumo de combustible para su flota automotriz y grupos electrógenos y gases refrigerantes de equipos de climatización; las producidas por el consumo de energía eléctrica de sus operaciones; y el consumo de combustible por el traslado de colaboradores desde y hacia sus lugares de trabajo y los viajes de negocio, entre otros).

Energía renovable: en forma progresiva la empresa avanza en el uso de energía renovable. Para 2023 estima que el 20% de su consumo energético provendrá de fuentes renovables. En ciertas zonas, está desplegando sitios de telefonía móvil con energía híbrida (paneles fotovoltaicos y/o baterías de litio) que permiten reducir 70% del consumo de combustible.

Eficiencia energética: el foco está puesto en acciones de eficiencia energética de las operaciones de los edificios, centros de distribución, sitios de telefonía móvil celular y data centers; migró hacia equipos de Flow más eficientes con 50% menos de consumo energético; y usa tecnología de automatización que permite disponibilizar o configurar el apagado de ciertas aplicaciones en función de la demanda y así reducir el consumo energético.

En los últimos años hizo grandes avances en proyectos de virtualización y cloudificación para disminuir el consumo energético. Sigue avanzando hacia un modelo híbrido, con un alto porcentaje de virtualización de data centers a la nube, lo que conlleva una disminución del consumo eléctrico y por consiguiente, una reducción en la huella ambiental. En lo que hace a cloud pública, eligió trabajar con partners globales que tienen objetivos de neutralidad de carbono y creciente uso de energías renovables. En promedio este tipo de tecnología contribuye en un 80% a la reducción de la huella de carbono en comparación con data centers tradicionales.

La estrategia de cloudificación y virtualización le permitió en los últimos 4 años apagar más de 300 aplicaciones y más de 2200 servidores, además de liberar 230 racks. Esta eficiencia redundó en un ahorro energético de 5.5 giga watts al año, equivalente a 2350 tn de CO2 (similar al 10% del uso de su flota automotriz).

Además, ofrece e implementa soluciones basadas en Internet de las Cosas (IoT – Internet of Things) relacionadas con automatización de establecimientos y monitoreo y tiene un portfolio de 13 soluciones basadas en IOT para verticales de la industria y el agro.

Su modelo operativo favorece la economía circular, a través de una gestión ambiental responsable de todas las corrientes de residuos que genera (industriales, peligrosos, electrónicos, patogénicos y asimilables a sólidos urbanos). Con más de 50 edificios con campaña de separación en origen de residuos sólidos urbanos en diferentes lugares del país, fue la primera empresa tecnológica en adherir a la Red de Economía Circular del GCBA. En el último año recicló 2.305 toneladas de residuos; reutilizó o recuperó más del 60% de los módems y decodificadores obsoletos; más del 70% de sus clientes recibe la factura en formato online para minimizar consumo de recursos; y en los dos últimos años, donó más de 7.100 unidades de equipamiento tecnológico a más de 100 organizaciones de todo el país.

← SE INCORPORAN EMPRESAS DE TRANSPORTE AL PROGRAMA RECONSTRUIRSE LA SUSTENTABILIDAD COMO ESTRATEGIA Y SU IMPACTO EN ARGENTINA →

Sobre el autor

admin

Comments are closed