REPARTEN COMPOSTERAS PARA QUE LA GENTE HAGA ABONO Y REDUZCA A LA MITAD LA BASURA QUE GENERA

Medio Ambiente 05 ago 2022
REPARTEN COMPOSTERAS PARA QUE LA GENTE HAGA ABONO Y REDUZCA A LA MITAD LA BASURA QUE GENERA

Las entregan entre vecinos de Merlo y San Antonio de Padua, e irán sumando otros barrios. También, a las escuelas. Cómo es el sistema.

Desde la última semana de julio, el municipio de Merlo está entregando a los vecinos las primeras composteras de un programa que contempla también la capacitación para utilizarlas con el fin de convertir residuos en abono, y así reducir la cantidad de basura domiciliaria y contribuir al cuidado del medio ambiente.

Empezaron con más de 200 composteras en la ciudad cabecera de ese Partido de la zona Oeste del Gran Buenos Aires, y seguirán por la localidad de San Antonio de Padua. Posteriormente sumarán más zonas. Además, prevén entregarlas en escuelas públicas y privadas de todo el distrito.

“La primera capacitación sobre compostaje se hizo el 30 de julio y más de 200 vecinos se llevaron ese mismo día su compostera que consta de tres baldes de 20 litros, que son reciclados, junto con lombrices californianas”, explicó Mariano Lucena subsecretario de Ambiente, Producción y Economía Circular, que comenzó a funcionar en el municipio en mayo.

Este programa parte de la base de que una gran cantidad de los desechos domiciliarios orgánicos pueden compostarse, lo que permitiría reducir los residuos y, a la vez, generar abono que puede ser utilizado en huertas o plantas propias, o bien venderse.

El compost es un proceso natural que se da por la acción de múltiples microorganismos, y consiste en transformar la materia orgánica en abono natural. Para poder realizar este proceso de manera domiciliaria se utilizan composteras como las que entregará a los vecinos interesados el Municipio de Merlo.

Cómo hacer compost

La compostera funciona por etapas, de abajo para arriba. El balde de la base siempre se va encargar de recibir los líquidos (que son buenos para regar las plantas). El segundo, es donde se ponen los residuos orgánicos que son los que van a alimentar a las lombrices californianas.

Una vez que se llene este recipiente con los residuos orgánicos húmedos y los secos, como hojas, cartón, papel, se continúa con el tercer balde. Las lombrices solas suben al recipiente de arriba en búsqueda de comida transportando bacterias y microorganismos. De esta forma dejan en el segundo balde el compost y empiezan a trabajar en el tercero.

Luego se vacía el balde que tiene el compost listo para ser utilizado y, una vez vacío, se vuelve a poner arriba para continuar con el proceso.

“Al compostar reducimos en un 50% la cantidad de residuos que acaban en un relleno sanitario, obtenemos fertilizante para nuestras plantas, identificamos la cantidad de residuos que generamos y colaboramos a reducir la contaminación que se genera por los desechos”, destacaron desde la Comuna.

Los residuos que se compostan son cáscaras y restos de frutas y verduras; yerba, café e infusiones, pastos y hojas verdes o secas de árboles y plantas; ramas de podas, cáscaras de frutos secos, servilletas y papeles sin importar si están manchados con alimentos y cáscara de huevo.

Los que no debe arrojarse a la compostera son huesos, grasa, espinas y restos de carnes; lácteos; sobra de alimentos cocidos; heces de animales domésticos; papel higiénico, hisopos, toallitas sanitarias, tampones, pañales y demás productos de higiene corporal; servilletas utilizadas en la desinfección del hogar, restos de aspiradora o barrido, medicamentos, colillas de cigarrillo y cenizas.

A su vez, los residuos tales como plásticos, metales, vidrios, tetra brik, papel y cartón se llevan limpios y secos a los Puntos Verdes de reciclaje con que cuenta el Distrito. En relación con este aspecto, Lucena adelantó que, a futuro, está el proyecto de sumar un día verde en el que se recolecten por los domicilios estos residuos reciclables.

La primera etapa contempló Merlo y Padua, pero próximamente lo habilitarán para otras localidades. Además, ya se lanzó la convocatoria para colegios con el objetivo de que 450 instituciones estatales y privadas sumen las composteras.

En este mismo eje, otro de los proyectos que tiene la nueva Subsecretaría y que comenzaría a desarrollarse en los próximos meses es el de la Plaza Circular que prevé el armado de unidades sustentables con bancales de huertas, composteras comunitarias, termo tanques solares y paneles solares, en diferentes plazas, donde se darán talleres ambientales y agroecológicos.

Los vecinos interesados en el programa Eco-Composteras Urbanas deben comunicarse al WhatsApp: 11-2807-0431 o comunicarse con la Subsecretaría de Ambiente, Producción y Economía Circular en Juncal 208 o al teléfono 0220-482-2084.

“Tenemos que cuidar el ambiente porque si seguimos de la misma manera, el calentamiento global va a afectar a generaciones futuras”, destacó Lucena.

Fuente: Clarín.

← EN QUÉ PROVINCIA INVERTIRÁN MÁS DE 6 MILLONES DE PESOS PARA EL ORDENAMIENTO AMBIENTAL EN MEDIO AÑO, LA CIUDAD DE CÓRDOBA RECICLÓ 54 TONELADAS DE NEUMÁTICOS →

Sobre el autor

admin

Dejar un comentario

You must be logged in to post a comment.