ENTREVISTA A ANTOLÍN MAGALLANES, DIRECTOR GENERAL DE RELACIONES INSTITUCIONALES DE ACUMAR

Institucional 19 jun 2014
ENTREVISTA A ANTOLÍN MAGALLANES, DIRECTOR GENERAL DE RELACIONES INSTITUCIONALES DE ACUMAR

“El Estado, las empresas y la comunidad tenemos que pensar juntos qué queremos para la cuenca Matanza- Riachuelo, cómo garantizar su sustentabilidad en el futuro”, resaltó Antolín Magallanes, director general de Relaciones Institucionales de ACUMAR. En diálogo con UISCUMARR, el funcionario realizó un balance de los logros conseguidos, las deudas pendientes, el trabajo con las empresas, los avances con el plan de reconversión ambiental y los desafíos para el 2014.

-¿Cuáles fueron los logros conseguidos en estos años a través de Acumar?

-La limpieza de la cuenca, el plan de reconversión ambiental para las empresas, el camino de Sirga, la relocalización de las familias que vivía a la vera del Riachuelo, la recuperación de la zona conocida como La Saladita, la construcción del hospital Néstor Kirchner en Cañuelas, la apertura de unidades sanitarias y ambientales en diferentes puntos de la cuenca, el trabajo con universidades, los equipos médicos que hacen relevamientos medioambientales. Son las cosas más visibles que muestran la impronta de recuperación y la decisión política de avanzar en un plan integral de saneamiento.

- ¿Cómo fue el proceso de reconversión ambiental dirigido a las empresas contaminantes?

-Fue un ida y vuelta. Al principio veían en Acumar una molestia, que llegábamos con pedidos y papeles para llenar, pero con el tiempo los industriales pudieron comprender la necesidad de trabajar en la cuestión medio ambiental y se fueron adaptando y aportando en la construcción de una nueva realidad. Lograron o están camino de incorporar la conciencia ambiental en todo el proceso industrial. Creemos que es un cambio cultural importante. Como gran parte de la sociedad dejó de fumar, los industriales saben que hay vertidos que no se pueden desechar y colaboran con este proceso pensando proyectos, planteando alternativas.

- ¿El plan de reconversión ya finalizó?

- No, todavía falta. Hay 782 empresas con planes de reconversión aprobados y de ese total, 478 empresas con planes de reconversión finalizados. En algunos casos los planes no avanzan por la inversión económica que significa para las empresas y en otros casos, por falta de información. Hay una línea de diálogo y comunicación con las empresas, pero también hay una línea de tensión. Hay un trabajo importante de todas las partes.

- ¿Se puede decir que la cuenca está menos contaminada?

-La cuenca es la historia de la economía argentina, de la industria del siglo XVII y XVIII. Es la historia de la contaminación pero también es la historia de la industria, hay que revertir la idea de que ese fue el lugar para hacer y crecer, sin pensar en el costo, el entorno. Tenemos que buscar el equilibrio, queremos tener industria, que esté limpia, que no contamine. Se tomaron muchas decisiones en ese camino y la contaminación está bajando. Hay lugares en los que el agua ha mejorado mucho y en lugares que sigue igual. Quien quiera ver que no se hizo nada, va a ser difícil. Muchos hablan de la cuenca y ni siquiera la conoce o la conocen muy poco. Hay que pensar en la gente que vive ahí, que convive y sabe que la cosa está distinta.

-¿Cuáles son los desafíos para este año?

-Terminar con las relocalizaciones, el trabajo en el mercado de Liniers, poner en marcha las obras en el colector margen izquierdo. Pero además tendríamos que empezar a pensar el futuro que queremos para la cuenca. ¿Que pensamos para la cuenca? ¿Cómo construimos una identidad de la cuenca? ¿Tenemos conciencia de que en su extensión habitan 5 millones de personas? ¿Que hay industrias, clubes, cultura, desarrollo escolares, educacionales, deportivos? ¿Qué rol ocupará cada uno de estos actores?.

-¿ Cómo ve la creación de UISCUMARR como institución empresarial articuladora entre lo público y lo privado?.

-Es muy importante la articulación pública y privada. Creo que debe funcionar en términos de complementariedad. El Estado a través de sus políticas ha logrado grandes avances en la cuenca, pero esto necesariamente tiene que tener contrapartes en la sociedad, y una de ellas pasa por la pata empresarial. Creo  que el mundo empresarial está empezando a tomar conciencia de la importancia de esta relación. El Estado puede ejercer un rol de contralor, pero una empresa reconvertida también ofrece un contagio importante al resto para que el ciclo virtuoso no se detenga. Hoy las acciones de cada uno están más claras y con el tiempo lo deseable es que crezcan en colaboración. La madurez se expresa en la colaboración público -privada, así como también en la interjuridiccionalidad de ACUMAR.

 

← UISCUMARR PARTICIPARÁ EN LA SEMANA SOCIAL ORGANIZADA POR LA PASTORAL SOCIAL UISCUMARR SE REUNIÓ CON EL PRESIDENTE DE LA AGENCIA DE PROTECCIÓN AMBIENTAL DE LA CIUDAD DE BUENOS AIRES (APrA) →

Sobre el autor

UISCUMARR
UISCUMARR

Dejar un comentario