ECONOMÍA CIRCULAR: CÓMO PUEDE UNIR LA PRODUCCIÓN Y EL CONSUMO CON LOS OBJETIVOS AMBIENTALES

RSE 03 mar 2022
ECONOMÍA CIRCULAR: CÓMO PUEDE UNIR LA PRODUCCIÓN Y EL CONSUMO CON LOS OBJETIVOS AMBIENTALES

Los signos del cambio climático  y los daños al medioambiente son cada vez más visibles. Para ayudar a abordar tanto la crisis climática como otros retos medioambientales, la empresa DHL publicó un nuevo estudio que analiza en profundidad cómo las economías circulares pueden ayudar a que la producción y el consumo compatibilicen con los objetivos medioambientales.

“En pocas palabras, la circularidad consiste en las 5R: Reducir, Reparar, Revender, Reacondicionar y Reciclar. La transición hacia una economía circular se basa en el rediseño de las cadenas de suministro”, afirma Katja Busch, directora comercial de DHL, sobre el informe titulado “Delivering on Circularity”.

Y agregó: “Las soluciones logísticas innovadoras pueden ayudar a impulsar la circularidad, ya que son un elemento clave para facilitar tanto los flujos físicos como los de datos. Especialmente cuando se trata de optimizar los volúmenes de producción y los materiales, ampliar los ciclos de vida de los productos, lanzar nuevos modelos de uso o desarrollar nuevas soluciones para el reciclaje al final de su vida útil”.

El impacto más significativo en el impulso de la circularidad podría provenir de las industrias de la moda y la electrónica de consumo, según explican desde DHL.

“Los líderes del sector ya están participando activamente en el cambio de paradigma hacia la circularidad, anunciando objetivos ambiciosos y lanzando una amplia gama de iniciativas”, explican.

¿Por qué el potencial impacto positivo que puede tener la circularidad en estas dos industrias es significativo? Alrededor del 20% de las prendas producidas no se utilizan nunca, y los smartphones suelen cambiarse en el transcurso de dos o tres años. Ambos sectores combinados contribuyen a más del 6% de las emisiones mundiales de Gases de Efecto Invernadero (GEI), aclaran en el informe.

Desde DHL informan que para producir dispositivos electrónicos “se necesitan muchos recursos no renovables, como tierras raras y metales”.

“Estas industrias son responsables de un uso considerable del suelo (más que la superficie de Alemania y Suiza juntas), de consumo de agua (equivalente al 40% del consumo anual de agua de los ciudadanos estadounidenses) y de la generación de residuos (equivalente a aproximadamente el 50% de los residuos anuales de los europeos)”.

Dado que el 80% de las emisiones de un artículo promedio de moda o electrónica de consumo se acumulan durante la producción, es necesario prolongar la vida útil del producto todo lo que sea posible, alertan.

“El cambio hacia los comportamientos circulares de los consumidores es un motor crítico para una transición exitosa hacia la circularidad. Los comportamientos de los consumidores aumentan el número de bienes que vuelven a fluir en el ciclo y señalan la demanda a las marcas de productos circulares. Y la tendencia hacia una demanda más sostenible va en aumento”, afirma Carsten Lützenkirchen, vicepresidente senior de DHL Customer Solutions & Innovation.

Y añade: “Los novedosos modelos de negocio circulares  no solo diversifican las carteras de productos y servicios, sino que tienen un efecto positivo en el compromiso de los clientes. Es una situación clásica en la que todos ganan y en la que la sostenibilidad impulsa el crecimiento y la innovación”.

Fuente: Economía Sustentable

← FABRICAN BANDONEONES CON MATERIALES RECICLADOS DEL FERROCARRIL QUÉ ES EL PARQUE DE ECONOMÍA CIRCULAR QUE TENDRÁ LA PROVINCIA DE CÓRDOBA →

Sobre el autor

admin

Comments are closed