DE LA COP26 A LAS SIERRAS DE CÓRDOBA PROMOVIENDO EL CUIDADO DEL PLANETA

Medio Ambiente 13 ene 2022
DE LA COP26 A LAS SIERRAS DE CÓRDOBA PROMOVIENDO EL CUIDADO DEL PLANETA

Aunque solo tiene 14 años, cinco menos que la activista ecológica más famosa del mundo -la sueca Greta Thunberg-, Sofía Montes de Oca se identifica con la cruzada en favor del planeta. Y logró concientizar a sus vecinos y familiares al punto tal que no es extraño que en los cumpleaños y encuentros se peleen por contarle que separan residuos o compraron una compostera.

De vacaciones en las Sierras de Córdoba, la estudiante de Pablo Nogués que en 2021 representó a la Argentina en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP 26) se preocupa por diferenciar los residuos orgánicos de los que pueden reciclarse, aunque para eso tenga que contar con la colaboración de su papá que debe recorrer una gran distancia para dejarlos en un contenedor especial.

“Siempre me interesó el medio ambiente y a mí mamá también”, cuenta la adolescente que estudia en The Global School, una escuela que promueve que sus alumnos interactúen con jóvenes de todo el mundo compartiendo sus experiencias agrupados en distintos proyectos.

Aunque solo tiene 14 años, cinco menos que la activista ecológica más famosa del mundo -la sueca Greta Thunberg-, Sofía Montes de Oca se identifica con la cruzada en favor del planeta. Y logró concientizar a sus vecinos y familiares al punto tal que no es extraño que en los cumpleaños y encuentros se peleen por contarle que separan residuos o compraron una compostera.

De vacaciones en las Sierras de Córdoba, la estudiante de Pablo Nogués que en 2021 representó a la Argentina en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP 26) se preocupa por diferenciar los residuos orgánicos de los que pueden reciclarse, aunque para eso tenga que contar con la colaboración de su papá que debe recorrer una gran distancia para dejarlos en un contenedor especial.

“Siempre me interesó el medio ambiente y a mí mamá también”, cuenta la adolescente que estudia en The Global School, una escuela que promueve que sus alumnos interactúen con jóvenes de todo el mundo compartiendo sus experiencias agrupados en distintos proyectos.

Esa fue precisamente  la iniciativa que la llevó a la adolescente a Glasgow, Escocia, al COP26, donde participó de diversas actividades  entre el 31 de octubre y el 12 de noviembre, en representación no solo de Argentina sino de toda América del Sur. Fue su primer viaje lejos de sus padres, acompañada solo con la docente del proyecto, Rocío García Solca, una ingeniera en alimentos que decidió abandonar la empresa en la que trabajaba para dedicarse a la educación.

“Un día Rocío me contó que me habían seleccionado para representar al proyecto en la COP26 y no lo podía creer. Tuve que armar la valija en pocos días, salir de acá con calor y llevar un camperón enorme y bastante ropa térmica para todos esos días”, cuenta la adolescente que se resistió a usar “traje” o ropa muy formal ya que era una de los cinco jóvenes menores de 18 años presentes en el evento.

En Glasgow, presentaron el reporte #Decarbonize: Global Youth Manifesto en la “Zona Azul”, el área reservada a los delegados oficiales de la conferencia que incluye a líderes mundiales y a representantes de la industria y de ONGs multinacionales. El Manifiesto resume la mirada de los jóvenes sobre los 4 objetivos de la COP26. Pero además de presentar el documento, los jóvenes se reunieron con líderes globales y directores de corporaciones multinacionales, visitaron escuelas en Escocia y realizaron videos en vivo conectando a miles de escuelas y jóvenes de todo el mundo, en directo desde la Conferencia.

“Pero además aprovechábamos cada momento para hablar con la gente y transmitirle nuestras ideas sobre la necesidad de cuidar al planeta. Todos los días teníamos que viajar una hora en tren hasta el lugar de reuniones y en ese rato charlábamos con los pasajeros y los evangelizábamos. También visitamos al alcalde”, grafica Sofía, a quien no le resultó difícil trasladar a Escocia lo que hace cotidianamente con su familia y sus vecinos de Pablo Nogués.

Fuente: Télam

 

← 2021 FUE EL SEXTO AÑO MÁS CALIENTE, SEGÚN LA NASA NUEVE PROVINCIAS CON ALERTA ROJA POR LAS ALTAS TEMPERATURAS →

Sobre el autor

admin

Comments are closed