CREAN UNA UNIÓN PARA TRABAJAR CONTRA LA CONTAMINACIÓN Y EVITAR SANCIONES

Medio Ambiente 25 abr 2011

Se trata de la Unión de Industriales para el Saneamiento de las Cuencas Matanza Riachuelo y Reconquista (UISCUMARR), una entidad que intentará “orientar a las empresas” para evitar que se conviertan en “agentes contaminantes” y sean clausuradas. Según se prevé, funcionará en Lanús, a partir de abril. “Vamos a trabajar a partir de una mayor comunicación con todo el sector industrial”, señaló a Info Región el presidente designado, Aldo Espósito, que es vicepresidente de la Unión Industrial de la provincia de Buenos Aires (UIPBA).

Read MoreEn el marco del plan de saneamiento de la Cuenta Matanza Riachuelo y de los controles que comenzó a realizar la autoridad de la cuenca, ACUMAR, sobre las empresas, un grupo de industriales de la provincia de Buenos Aires pondrá en marcha la Unión de Industriales para Saneamiento Cuencas Matanza-Riachuelo y Reconquista (UISCUMARR), una entidad que comenzará a funcionar en Lanús a partir del mes que viene y que intentará asesorar a las empresas para que no contaminen y evitar así las sanciones y las clausuras.

Según aseguraron desde la agrupación en diálogo con este medio, “el proyecto surgió en marzo de 2010″.

“Un grupo de industriales vemos que ACUMAR viene con un grado de sanciones bastante fuertes hacia el sector productivo. El problema es que no hay suficientes herramientas para poder enfrentar esta situación en los plazos que se piden, entonces vamos a trabajar en eso”, explicó en diálogo con Info Región el presidente designado de UISCUMAR, Aldo Espósito, que es además vicepresidente de la Unión Industrial de la Provincia de Buenos Aires (UIPBA), que especificó que lo que lo que se buscará es, a través del asesoramiento, “adecuar el funcionamiento de las industrias a la normativa ambiental”.

Según explicó Espósito, una de las dificultades en la actualidad es que “sobre todo las pequeñas y medianas empresas” puedan cumplir con los plazos del Programa de Reconversión Industrial (PRI) que les ordena ACUMAR si descubre que son contaminantes dado que “el tiempo es insuficiente, y el PRI es costoso”.

“Si una empresa es sancionada porque sus vuelcos le dan fuera de norma, se la declara agente contaminante. Cuando pasa esto, antes de los 30 días tiene que presentar un PRI, algo que la gran mayoría no sabe como hacer, y entonces se demora. Al demorarse, automáticamente deviene la clausura”, señaló.

En este sentido, Espósito reclamó que determinadas clausuras “no se hacen por cuestiones ambientales sino por aspectos administrativos” ya que “no hay una medición exacta” para determinar el nivel de contaminación que puede producir cada industria.

“El valor de referencia se lo puede pasar en uno o en mil, y en los dos casos se considera contaminante, entonces no hay una diferenciación entre un agente contaminante menor y uno de alto riesgo”, argumentó.

Por esto, según explicó el asesor legal de UISCUMARR, Mariano Villares, la unión intentará “ser un puente entre el Estado y las empresas”.

También explicó que la entidad prevé actuar “con las industrias que están situadas en los municipios que están alrededor de la cuenca Matanza Riachuelo- que son 14- y la cuenca del Reconquista, que son 18.

“El objetivo es juntar a las compañías para ayudarlas, asesorarlas y así poder resolver los problemas ambientales. La idea es tratar de colaborar con los organismos gubernamentales para encontrar los mecanismos para solucionar estos conflictos”, concluyó Villares.

Fuente: InfoRegión

← EL RIACHUELO, YA SIN BARCOS HUNDIDOS DESTACARON QUE 92 EMPRESAS YA NO CONTAMINAN EL RIACHUELO →

Sobre el autor

Uiscumarr
Uiscumarr

Comments are closed