CÓDIGO DE CONDUCTA PARA LAS RELACIONES DE SUBCONTRATACIÓN ENTRE PROVEEDORES Y GRANDES EMPRESAS

Economía 24 ago 2015
CÓDIGO DE CONDUCTA PARA LAS RELACIONES DE SUBCONTRATACIÓN ENTRE PROVEEDORES Y GRANDES EMPRESAS

La utilización por parte de las Grandes Empresas de empresas subcontratistas (en una gran mayoría PyMEs) que forman parte de su cadena de valor es uno de los determinantes esenciales en el logro de una  competitividad que le permite a las Grandes Compañías tener un porcentaje del mercado en el que compite.

Las relaciones de subcontratación entre las Grandes Empresas y sus PyMeS proveedoras forman parte de una Alianza Industrial que requiere de realizar una serie de transformaciones que originariamente eran desequilibradas y no equitativas para perseguir objetivos que busquen unas relaciones más duraderas y equilibradas.

A fin de asegurarse de que todas las partes involucradas en un negocio estén plenamente informadas de sus responsabilidades un  Código de Conducta puede cumplir una función moderadora y de reglamentación importante, poniendo de relieve ciertos principios generales de buena conducta inspirados en las mejores prácticas  observadas como en el caso de la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (UNIDO).

Estos principios lejos de imponerse a las partes, constituirán líneas directrices no restrictivas que promoverán la reflexión para lograr un mejoramiento constante y adaptado a cada empresa en sus relaciones con sus proveedores.

A modo de base y ejemplo se detallan algunas consideraciones que deben de establecer en un Código de Conducta que una Gran Empresa quiera establecer con sus proveedores.

Parte I: Obligaciones Comunes:

A) En el momento de la negociación del contrato:

I. Definir el marco general:Establecer los derechos y obligaciones de las partes,  elaborar un plan de trabajo con un calendario incluido apropiado para el suministro de bienes o servicios o bien para inversiones en el caso que aplique, elaborar planes de desarrollo a mediano y largo plazo en la medida que la dinámica del mercado lo permita, definir las cantidades mínima y máxima, plazo y frecuencia de los pedidos, especificaciones técnicas, asistencia técnica, normas y calidad exigidas, elementos para considerar en el control y recepción, plazos de pago y determinar un precio justo.

II. Determinar las clausulas contractuales más importantes: Fecha del contrato, duración, identidad de las partes, preámbulo, definir las prestaciones, objeto del contrato, obligaciones de las partes, plazos de entrega, modalidades de entrega, recepción del bien o servicio, sanciones y penalidades, precio,  modalidades de pago, régimen fiscal, régimen de exportaciones, régimen de modelos, moldes de fabricación y herramientas especiales, marcas, patentes, know how, confidencialidad, caso fortuito y fuerza mayor, clausula de imprevistos, rescisión del contrato, cesión del contrato, notificación, ley aplicable, solución de controversias, entrada en vigor, documentos contractuales, identidad de los signatarios del contrato y verificación de poderes.

B) Durante la ejecución del contrato:

I. Establecer una relación de confianza entre las partes: Comunicación de información recíproca para mejorar los productos o servicios subcontratados, mayor cooperación entre la oficina de proyectos de ambas partes y la producción, mayor acuerdo que le permita al subcontratista definir y orientar su política de inversiones.

II. Establecimiento de relaciones de independencia y de seguridad: El subcontratista procurará diversificar su clientela en tanto que la Gran Empresa asignara su producción a un mínimo de tres subcontratistas diferentes para no concentrar la producción en uno solo y dejarlo eventualmente vulnerable en caso que por las dinámica del mercado se reduzcan los volúmenes de venta.

Parte II: Obligaciones de la Gran Empresa en relación con el subcontratista:

Obligación de selección cuidadosa, obligación de suministrar información (especificaciones técnicas, previsión de las cantidades, etc.), aspectos financieros, obligación de estabilidad y de seguridad (en la medida que lo permita la dinámica del mercado), obligaciones relativa a los controles, Obligaciones de confidencialidad, obligación de pagar el precio pactado en un plazo razonable.

Parte III: Obligaciones del Subcontratista en relación con la Gran Empresa:

Obligación de decisión prudente, ejecución conforme al contrato en términos de calidad y plazos de entrega, Obligación de Confidencialidad, obligación de prestar asesoramiento y asistencia técnica, obligación de mantenerse informado de la evolución de las técnicas.

← EN MI EMPRESA… QUÉ VENDO Y A QUIÉN? HERRAMIENTAS DE FINANCIAMIENTO PARA PYMES →

Sobre el autor

Uiscumarr
Uiscumarr

Comments are closed